Vivencias personales y políticas confluyen en Carazo Tiempo y Marcha

Su libro fue publicado por la Editorial EUNED en 1989

 


 

Ante las cuatro universidades públicas, fue presentada la reimpresión de la obra

 


Su libro Carazo Tiempo y Marcha es un diálogo con la historia.Recordar es volver a vivir para jamás olvidar. Con este ejercicio, familiares y amigos del expresidente Rodrigo Carazo Odio llamaron a la memoria los recuerdos de una vida dedicada a la política social, a la democracia y a la dignidad humana, en una Costa Rica inmersa en una vorágine de dificultades geopolíticas, económicas y sociales.

   

El escenario para revivir el pasado estaba dado: se inauguraba el martes la Cátedra Interuniversitaria Rodrigo Carazo Odio de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), en la que fue presentada también la reimpresión del libro Carazo Tiempo y Marcha, una memoria histórica publicada por el exgobernante bajo el sello de la Editorial EUNED.

 


Reunidos en la Sala Magna del Paraninfo Daniel Oduber Quirós estaban su esposa y ex primera dama, Estrella Zeledón Lizano; sus hijos Rodrigo y Mario, su hermana Margarita y amigos cercanos. Ellos fueron acompañados por autoridades y funcionarios de la UNED para atestiguar la  presentación de la reimpresión del libro Carazo Tiempo y Marcha, en el marco de la inauguración de la Cátedra Interuniversitaria.

 


“Rodrigo fue un gran humanista, un gran estadista, un humanista estadista cristiano. Él creyó mucho en nosotros, pero creyó en la niñez y en la juventud porque fue un maestro toda su vida. Este libro es un legado, un testimonio, un llamado al diálogo para quienes les toca recibir esta patria que él tanto amó”, afirmó José Miguel Alfaro Rodríguez, miembro externo del Consejo Universitario de la UNED, amigo, compañero y apoyo fiel de Carazo Odio desde la Vicepresidencia de la República (1978-1982).

 


Sus palabras recorrieron diversos momentos de la familia Carazo Odio y llenaron de lágrimas los ojos de quienes escuchaban con atención un discurso emotivo y sincero. Las vivencias de Alfaro Rodríguez al lado del exmandatario brotaron frente al micrófono para describir a un político como pocos, a un hombre que “supo consagrarse a la paz y que supo consagrarse a la lucha por abrir el camino de la democracia en América Central”.

 


Autoridades de la UNED entregan un reconocimiento a la ex primera dama.“Quienes tuvimos el privilegio de conocerlo y acompañarlo, tenemos muy claro el recuerdo de aquel sietemesino que pusieron en una cajita para que tuviera calor, que poco a poco se fue convirtiendo en ese joven idealista. Él nos enseñó que vale la pena tener ideales a los cuales consagrar la vida y ser inclaudicables. Recordamos a aquel joven que en su adolescencia, fue líder estudiantil y deportista y que además encuentra una Estrella que ilumina su tiempo y su marcha hasta el final”, aseguró el exvicepresidente.

 


La Cátedra fue inaugurada por la Escuela de Ciencias Sociales y Humanidades (ECSH) de la UNED. De esta forma se unió a una iniciativa que nació en el seno de la Escuela de Filosofía de la Universidad Nacional (UNA) cuando ocurre la muerte del exmandatario en 2009. Al proyecto de la UNA se incorpora el Centro de Investigación de Ciencias Políticas de la Universidad de Costa Rica (UCR) y la Escuela de Ciencias del Lenguaje del Tecnológico de Costa Rica (TEC).

 


En el marco del pensamiento de Carazo Odio, la Cátedra interuniversitaria se presenta como un espacio de reflexión crítica acerca del quehacer universitario en el contexto político, económico y social de la Costa Rica contemporánea. Se propone analizar y estudiar el pensamiento acerca de la política costarricense, latinoamericana y mundial, así como la filosofía del derecho y de los derechos humanos.

 


El proyecto interuniversitario se plantea nuevos retos, entre ellos la posibilidad de publicar un libro que continúe el recuento histórico vivencial que comenzó el exmandatario en Carazo Tiempo y Marcha. Así lo informó Rodrigo Carazo Zeledón, su hijo, primer Defensor de los Habitantes y diputado durante el periodo 2002-2006.

 


“El libro recoge el empeño de mi padre de tres o cuatro años en los que se dedicó a recordar, a documentarse y a dejar plasmado lo que fue su pensamiento y su acción hasta el año 1989. La acción pública de papá no solamente se limitó a la acción pública política desde la Presidencia, sino que después del año 1982 vivió 27 años de plena beligerancia en temas nacionales, ese es precisamente el nuevo tomo del libro”, agregó.

 


La obra es publicada bajo el sello de la EUNED. Su reimpresión y la inauguración de la Cátedra fueron bienvenidas por Luis Guillermo Carpio Malavasi, rector de la UNED.  “Este tipo de actividades deben ser obligatorias y recurrentes en nuestro quehacer universitario, ya que nos permiten tener una visión más exacta de nuestra historia e identidad”, agregó.

 


Alberto Cortés Ramos, coordinador de la Cátedra en la Universidad de Costa Rica (UCR), también recordó al exgobernante. “Creía en el pueblo, creía en nosotros. Decía que para poder salir adelante como país, lo primero que teníamos que hacer es creer que podemos. Él siempre creyó que el desarrollo nacional tenía que  estar en manos de las fuerzas sociales, políticas y económicas del país. Este libro nos sirve para reconstruir nuestra autoestima tan galopeada por una clase política que no cree en nosotros”, puntualizó.

 


“El libro nos da una descripción bastante exhaustiva de la trayectoria política de Rodrigo Carazo Odio; nos permite aquilatar la estatura que tiene este hombre que conforme pasan los años se vuelve cada vez más gigante”, manifestó.

 


En la actividad, Humberto Aguilar Arroyo, director de la ECSH de la UNED, comentó la obra del líder político, de la misma forma que lo hizo Eugenio Trejos Benavides, profesor de la Escuela de Ciencias Sociales y exrector del Tecnológico de Costa Rica (TEC).

 


Durante su gobierno, Rodrigo Carazo Odio inauguró obras en todos los cantones del país. Foto UCRPosteriormente, se selló la inauguración de la Cátedra con la entrega del ejemplar reimpreso a representantes de las cuatro universidades públicas del Consejo Nacional de Rectores (CONARE), lo que significó otro emotivo momento. La familia Carazo Zeledón también presenció con sentimiento el reconocimiento hecho a quien fuera la primera dama, por su invaluable acompañamiento al lado del expresidente y por autorizar la reimpresión de la obra.

 


“Todos somos, cada uno en su lugar, conductores de la Patria”, dijo Carazo Odio. Palabras, que coinciden sus amigos, debe ser perpetuada como una de tantas enseñanzas que dejó para su país.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}