2017: Año de las Universidades Públicas por la Vida, el Diálogo y la Paz

Por Karol Ramírez Chinchilla.

La Declaratoria se propone potenciar una cultura universitaria de respeto y vivencia de los derechos humanos, basada en la práctica del diálogo

En aras de alcanzar mayores niveles de paz social, con justicia y equidad en la cotidianidad universitaria y en todos sus ámbitos, las Universidades Públicas costarricenses adscritas al Consejo Nacional de Rectores (CONARE) declararon el 2017 como el “Año de las Universidades Públicas por la Vida, el Diálogo y la Paz”.

La declaratoria reafirma la profunda vocación humanista que acompaña a la Universidad de Costa Rica (UCR), el Tecnológico de Costa Rica (TEC), la Universidad Nacional (UNA), la Universidad Estatal a Distancia (UNED) y la Universidad Técnica Nacional (UTN), e invita a las universidades de la región centroamericana que conforman el Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA) a unirse a esta iniciativa.

El presidente del CONARE y rector de la UNED, Luis Guillermo Carpio Malavasi, comentó que “con esta declaratoria, las Universidades Públicas de Costa Rica se comprometen con la paz, la igualdad y el respeto al ser humano en su ser integral. Durante todo el año impulsaremos acciones que despierten la conciencia del ciudadano y lucharemos juntos por una sociedad más justa, un mundo mejor y una base solidaria para las generaciones que nos seguirán”.

De esta forma, el CONARE busca promover una perspectiva de derechos humanos, de carácter crítico, contextuado, abierto y flexible, que sirva de criterio para la acción universitaria en pro del respeto de la comunidad de vida, humana y no humana, en toda su complejidad, y el potenciamiento de la dignidad de las personas y los pueblos.

Asimismo, se plantea potenciar una cultura universitaria de respeto y vivencia de derechos humanos, basada en la práctica del diálogo, en aras de alcanzar mayores niveles de paz social, con justicia y equidad, en la cotidianidad universitaria y en todos los ámbitos en que esta se proyecte.

Durante todo el año 2017 se realizarán una serie de actividades orientadas a la reflexión y profundización de una sensibilidad de derechos humanos por parte de la comunidad universitaria, y se instalará una serie de iniciativas que permitan la vigilancia permanente sobre la vivencia de derechos humanos en los ámbitos de influencia universitaria.

“Como universidades públicas costarricenses debemos levantar el estandarte por los derechos humanos, como forma de asumir el compromiso de producir un conocimiento socialmente pertinente y emancipador, así como personalmente creativo e innovador, que lleve a las personas y a la sociedad a crear y transmitir conocimiento en favor del bienestar humano, mediante acciones que propicien la transformación de la sociedad para llevarla a estadios superiores de convivencia regidos por la equidad, la justicia y la dignificación de la condición humana”, reza la Declaratoria.

Además, anota que en las universidades públicas costarricenses “se concibe a la persona de manera integral y como su propio centro. De ahí que la actividad práctica de la vida universitaria debe estar sustentada en una sensibilidad de derechos humanos que fortalezca el humanismo, la solidaridad social, la equidad y el respeto por los demás seres vivos y por la naturaleza en general”.

“Nuestro compromiso debe consistir en orientar la actividad universitaria en su conjunto a la búsqueda del bienestar y el despliegue de capacidades de las personas que forman nuestras comunidades universitarias. Esto exige alentar un espíritu de concordia y tranquilidad, que dignifique las labores universitarias e impulsen prácticas y conductas humanizantes y otorgue un trato de reconocimiento al personal, académico y administrativo, y al estudiantado, respetando los derechos que les están consagrados constitucional y legalmente”, agrega.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{jcomments on}