Jóvenes con Trastornos del Espectro Autista presentarán segunda obra de teatro

Por Karol Ramírez Chinchilla.

¡A las tablas! En este mes del ambiente, este grupo teatral prepara una obra que aborda la importancia de preservar los recursos naturales

Con la obra “El árbol de la vida”, jóvenes con Trastornos del Espectro Autista (TEA) esperan dejar un mensaje conservacionista en el público que les acompañe este 25 de junio en el teatro La Máscara, a partir de las 5:00 p.m. Esta será la segunda puesta en escena del proyecto de investigación-acción que lidera la UNED desde el año pasado para desarrollar y mejorar las habilidades sociales de esta población a través de la expresión artística.

La historia subirá a escena para dejar un mensaje apegado a la importancia de preservar los recursos naturales y, para ello, integran elementos musicales con canciones y coreografías, informaron los encargados del proyecto “Desarrollo de habilidades sociales en jóvenes con Trastornos del Espectro Autista a través de una experiencia artística: el teatro”.

El costo de la entrada tiene un valor de 7 mil colones. Si usted desea más información, puede escribir al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., o bien, puede llamar al número telefónico 2527-2359.

De acuerdo con Alicia Sandoval Poveda, profesional en psicología e investigadora de la UNED, en un ambiente real, “este proyecto trabaja sobre variables como el reconocimiento de emociones, trabajo en equipo, comunicación y autocontrol a través de técnicas de teatro”.

Actualmente, en la iniciativa participan ocho jóvenes (cinco hombres y tres mujeres) entre los 11 y los 24 años de edad, con diagnóstico de TEA. El grupo tiene un año de participación en los talleres de teatro semanales, que fueron impartidos por una profesora de teatro, en La Máscara.

En los talleres, los jóvenes trabajaron técnicas actorales y montaje de funciones, así como los temas actuar es jugar, actuar con verdad, situación conflicto y respiración correcta, ejercicios de juego imaginario, creación de situaciones conflictos, transformación de objetos y secuencia de movimientos, entre otros.

Además, los participantes recibieron dos talleres en el área de tecnología en coordinación con el Fab Lab Kä Träre, de la UNED. Uno de ellos sobre electrónica y luces con la construcción de una máscara con luces que utilizaron en una primera función en diciembre pasado; y el segundo con programación básica con Scratch para crear historias ambientadas en el universo de su segunda obra.

Resultados. El proyecto terminará en diciembre del 2017, con resultados satisfactorios para el equipo investigador, compuesto por expertos de la Escuela de Ciencias de la Educación (ECE) y del Observatoriotecedu, adscrito a la Vicerrectoría de Investigación.

En diciembre de 2016, el grupo presentó el primer montaje teatral con la obra “Querido Santa...”, que subió a escena en una función única el 11 de diciembre.

“A lo largo del proceso se han apreciado avances importantes tanto en el desenvolvimiento actoral de los participantes como en las variables de habilidades sociales que se están trabajando”, apuntó Sandoval Poveda.

“Como principales resultados a esta altura del proyecto se presenta un aumento en la capacidad de expresión emocional durante la asignación de papeles en la obra de teatro, un aumento de las interacciones entre los participantes del grupo, mayor funcionalidad para establecer y mantener conversaciones, mayor regulación de la ansiedad para participar en los talleres, mejoras en la autorregulación y un sentido de pertenencia al equipo que trabaja junto para sacar las obras adelante”, agregó.

{jcomments on}