UNED realiza siembra de árboles nativos en la cuenca del río Torres

Iniciativa coadyuva a la restauración del corredor biológico urbano

Se sembraron unos 400 árboles: Roble Sabana, Cedro, Sotacaballo, Bijarro y Tucuicos, donados por el ICE

Por Evelyn Gutiérrez Soto

Las siembras de árboles en la cuenca del río Torres realizadas en los meses de junio y en agosto corresponden a acciones de Educación Ambiental incluidas dentro de los planes de trabajo 2017 de los Comités Bandera Azul Ecológica de la sede central y de la Escuela de Ciencias Exactas y Naturales (ECEN) de la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

La iniciativa consiste en generar espacios de participación entre funcionarios y estudiantes de la UNED, de otras instituciones, y de la población estudiantil del Hogar Ciudad Calasanz. El trabajo permite concientizar a los participantes sobre la importancia de conservar la cuenca del río Torres y, corredor biológico urbano, la cual es vital para la preservación de las especies de flora y fauna de la zona.

Florangel Villegas Verdú, miembro de los Comités del Programa Bandera Azul Ecológica (PBAE) de la sede central y de la ECEN, indicó que el objetivo de la actividad es: “Generar espacios de participación estudiantil en el centro educativo que promueva la convivencia, la reflexión, el diálogo y la acción mediante la siembra de árboles, como una estrategia para valorar la riqueza biológica del lugar y sensibilizar sobre la importancia de aportar a un estilo de desarrollo ambientalmente sostenible”.

Según Villegas Verdú, la presencia de la universidad es vital, puesto que contribuye a generar espacios que permiten conocer sobre la importancia del Programa Bandera Azul Ecológica, además de mejorar las condiciones ambientales del cantón de Montes de Oca.

Por otra parte, Wendy Garita Azofeifa, del Centro de Educación Ambiental, manifestó: “Es importante destacar que todos los árboles sembrados reciben mantenimiento en el Hogar Calasanz con el objetivo de que el porcentaje de supervivencia cada vez sea mayor, así mismo los comités PBAE de la sede central y de la ECEN realizan visitas de seguimiento al Hogar para colaborar con dicho mantenimiento.

Garita Azofeifa acotó que las siembras representan el gran compromiso que tiene la institución con el Hogar Calasanz, que con los años se han convertido no solo en estratégicas; sino que han fortalecido la relación entre ambas instituciones, pues buscan la mejora ambiental del cantón y la promoción de conciencia y actitudes sobre el cuidado de los recursos naturales en nuestros funcionarios y estudiantes.

Finalmente, la ambientalista comentó: “La experiencia de sembrar árboles es realmente satisfactoria a nivel personal por lo que invitamos a los funcionarios y estudiantes a sumarse a estas actividades y apoyar a los comités Bandera Azul en su lucha por mantener sus galardones”.

A la actividad se dieron cita funcionarios y estudiantes de la UNED, así como funcionarios y estudiantes del Hogar Ciudad Calasanz.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{jcomments on}