UNED aborda las migraciones internacionales a través de dos estudios de casos en los cantones de Pérez Zeledón, Tarrazú, León Cortés y Dota

La investigación contó con la colaboración financiera de Coopealianza y técnica del Banco Central

Por Evelyn Gutiérrez Soto


Gustavo GaticaAnalizar el entorno e impacto de las migraciones en la Zona de Los Santos y  Pérez Zeledón,  hacia Estados Unidos durante el período 2015-2016 fue el tema que expuso Gustavo Gatica López, investigador del Centro de Investigación en cultura y Desarrollo (CICDE), de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), durante la presentación del informe final “Migraciones internacionales desde Costa Rica, aproximación a partir de dos casos de estudio”.

Gatica López señaló que la investigación tuvo como objetivo: “Analizar el entorno desde el cual surgen y los impactos que tienen las migraciones internacionales desde Costa Rica a partir de estudios de caso en los cantones de Pérez Zeledón Tarrazú, León Cortés y Dota”.

En este contexto; el investigador indicó que el trabajo recopiló información de fuentes oficiales tanto de Costa Rica, como de Estados Unidos, que es el principal país receptor de población nacional. Entre esta se destaca que “entre el año 1970 y 2010, según los datos del Censo de Población de los Estados Unidos, la población costarricense residente en ese país pasó de 16.691 a 126.418 personas. En un período de cuarenta años, la migración de nacionales se multiplicó en casi ocho veces. Además entre los años 2007 y 2016, Costa Rica ha recibido en promedio $576,6 millones anuales en remesas familiares”.

El académico manifestó que la investigación abarcó la aplicación de dos encuestas en los cantones de Tarrazú, León Cortés, Dota y Pérez Zeledón. La primera se dirigió a personas que expresaron su interés en emigrar cuyos resultados demostraron que “las tres principales razones por las cuales las personas afirmaron que migrarían fueron buscar un empleo, mejorar las condiciones de vida, ahorrar y retornar. Ello muestra que esta emigración tendría un marcado acento laboral. Por otra parte, el 60,08% de las personas entrevistadas en los cuatro cantones, tienen entre 18 y 30 años, ello sugiere que habría una alta expectativa de emigrar en personas jóvenes”.

Gatica López afirmó que la segunda encuesta, estuvo dirigida a personas en hogares con familiares en el extranjero. En este sentido algunos de los hallazgos permitieron conocer que “El 58% de los hogares entrevistados reciben remesas familiares con una periodicidad, quincenal o mensual. Ello evidenciaría la alta dependencia de estos hogares de las remesas como fuente de ingresos para su subsistencia. Además un alto porcentajes (87%) de las remesas familiares que reciben los hogares encuestados es destinado a solventar gastos de alimentación, educación, salud, pago de servicios públicos y préstamos”.

Finalmente, el estudio confirmó que la emigración tiene impactos en la vida de los hogares como las rupturas, separaciones y divorcios. Personas migrantes que retornaron al país expresaron “que la emigración les privó de vivir momentos importantes en la vida de sus familias como celebraciones, enfermedades o fallecimientos de algunos seres queridos”, acotó el académico.

La actividad contó con los aportes y comentarios de José Luis Díaz, decano de la Universidad Nacional de la Sede Brunca; Karina Fonseca Vindas, directora Servicios Jesuitas para Migrantes y Paulo Coto Murillo, investigador del CICDE. Así mismo estuvo presente en el evento funcionarios del Banco Central, Universidad de Costa Rica, Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, Instituto Tecnológico de Costa Rica, Pastoral Social Caritas, Centro de Derechos Laborales, Colectivo Bienestar y Migraciones, CEFEMINA, Fundación Friedrich Ebert; así como representantes de la Unión de productores independientes y actividades varias UPIAV de Pérez Zeledón.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{jcomments on}