Osa refuerza su compromiso con la conservación de su Patrimonio

Por Karol Ramírez Chinchilla.

Una vez más, el cantón de Osa reforzó su compromiso con las acciones de conservación y manejo adecuado de su Patrimonio Arqueológico, al apropiarse de las actividades del XIII Festival de las Esferas. Durante el pasado fin semana, un conjunto de actividades culturales, deportivas y artísticas acompañó el interés genuino de la comunidad de mantener vivas sus raíces y fortalecer su identidad cultural.

El festival reunió este año los esfuerzos de instituciones públicas y privadas enfocadas a la promoción de la cultura. De esta forma, la UNED, desde su Centro Universitario de Osa, participó como organizador de la actividad junto al Ministerio de Cultura, el Museo Nacional, la Municipalidad de Osa y la Asociación de Desarrollo Integral (ADI) de Palmar Sur.

Bajo la consigna de continuar con la articulación de esfuerzos que fortalezcan las acciones de conservación del patrimonio, la UNED y el Museo Nacional acordaron desarrollar en las próximas semanas un plan de trabajo conjunto que permitirá que estudiantes de la zona se sumen a las actividades del Museo en Finca 6, uno de los cuatro sitios declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Esta gestión fue realizada por la vicerrectora Académica Katya Calderón Herrera, quien estuvo presente en la inauguración del festival representando a la UNED, una ocasión que aprovechó para realizar la visita guiada por Finca 6, reunirse con los estudiantes del Centro Universitario de Osa y, además, sostener reuniones con representantes del Museo Nacional para detallar el proceso de articulación.

De esta forma, se espera que, en las próximas semanas, la Vicerrectoría Académica, el Centro Universitario de Osa y el encargado del Área Educativa del Museo en Finca 6, Carlos Morales, coordinen la participación de los estudiantes de la UNED en diferentes procesos relacionados con la visitación en este importante sitio que muestra el desarrollo arquitectónico alcanzado por las sociedades cacicales del Delta Diquís, durante la época 800-1500 d.C.

“Somos un país con un alto potencial cultural. Osa es un cantón con una importante riqueza. Observar estas esferas nos evidencia efectivamente que no somos lineales, no lo somos en la forma en la que adquirimos conocimiento”, dijo la vicerrectora académica de la UNED.

Actividades. Dentro del programa de actividades del XIII Festival fueron contempladas las visitas guiadas a Finca 6, bajo la coordinación de expertos del Museo regional. Finca 6 es el segundo sitio arqueológico que se abre al público en Costa Rica, después de Guayabo, además, es uno de los pocos casos conservados de construcciones residenciales con esferas de piedra asociadas y con esferas in situ, que nunca fueron removidas desde su hallazgo.

Esta visita a Finca 6 marca una experiencia educativa que ayuda a comprender la organización política, social y cultural de las sociedades precolombinas, tal como ocurre en los otros tres puntos: Batambal, El Silencio y Grijalba. El recorrido conduce al visitante hacia aquellos vestigios que respaldan las investigaciones realizadas por expertos del Museo Nacional y que hoy, son un referente no solo a nivel nacional sino mundial.

Osa es una zona con una alta investigación arqueológica por parte de expertos del Museo Nacional, ente  que se encargó de presentar ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) la candidatura para que los cuatro sitios fueran declarados Patrimonio Mundial, por las evidencias que encierran para comprender el desarrollo de la humanidad.

Este esfuerzo culminó con la declaratoria el 23 de junio de 2014, un hito que exige aún más al país en cuanto al fortalecimiento de las acciones de conservación e investigación continúa para aportar a la construcción histórica en la región.

De acuerdo con el encargado del área educativa del Museo en Finca 6, las esferas fueron símbolo de rango o de poder, a nivel social o político. Se dice que entre más grande y perfecta era esta esfera y entre más alta fuera la cantidad de esferas disponibles, más prestigio e importancia evidenciaban las aldeas y quienes las ocupaban.

En Finca 6 es posible también observar esferas alineadas, siguiendo patrones que podrían responder al movimiento del sol y otros astros, aunque también podrían estar relacionadas con épocas significativas del año, ciclos agrícolas o rituales.

Las investigaciones realizadas por expertos indican que la elaboración de las esferas representaba un trabajo laborioso, meticuloso, que implicaba grandes destrezas técnicas de sus artesanos. Para elaborarlas utilizaban herramientas de piedra como mazas, cinceles y punteros a partir de piedra caliza, arenisca o granodiorita. Precisamente, el traslado de estas piedras demandaba de una gran organización comunal para desafiar el peso y los obstáculos del camino.

La visita guiada desarrollada en el marco del festival incluyó también el sitio conocido como Grijalba, una finca así bautizada en reconocimiento a su dueño original, Alejandro Grijalba, quien en todo momento colaboró con el Museo Nacional en las investigaciones y en el posterior proceso mediante el cual, este territorio pasó a ser propiedad del Museo para la conservación, investigación y divulgación del legado patrimonial.

En esta zona es posible observar la organización de una sociedad precolombina, con la localización de las viviendas y el desarrollo de tareas domésticas alrededor de este espacio donde probablemente vivieron las personas de mayor rango.

El sitio alberga una única esfera, retirada de esa zona de mayor influencia. Aun enterrada en buena parte dentro de la tierra, la esfera evidencia que quizá fue punto de algún ritual especial. Grijalba se caracteriza por el uso de piedra caliza en las estructuras encontradas.

La directora del Museo Nacional, Rocío Fernández Salazar, destacó que, en aras de mejorar en el manejo del Patrimonio, expertos del Gobierno de México visitaron Osa en el XIII Festival para realizar una serie de investigaciones que colaboren con el trabajo del Museo en la zona.

“Estamos trabajando de la mano del gobierno de México para entender cómo manejar mejor el Patrimonio de los cuatro sitios. En la medida de que tengamos mejor información de estas investigaciones, podremos hacer mejores intervenciones para que las estructuras y las esferas sean visitadas y apreciadas por el público. La oferta nuestra hasta el momento es limitada, pero esperamos que el próximo año puedan ser mejor observadas todas estas estructuras”, dijo.

Otras actividades asociadas al festival fueron los viajes en bote por el Manglar de Sierpe, cuya importancia es permitir la transición entre el ecosistema acuático y terrestre. Además, es uno de los lugares más ricos en flora y fauna en dicha zona.

Asimismo, fueron realizadas charlas y talleres educativos, talleres de confección de piezas en barro, conciertos, ventas de comidas y artesanías, entre otros. Todas estas actividades comenzaron desde el pasado lunes 12 de marzo, pero el fuerte del festival se desarrolló el pasado viernes, sábado y domingo.

La apertura oficial de la actividad contó con la participación de Geanina Chaverri, vicealcaldesa de Osa; Katya Calderón Herrera, vicerrectora Académica de la UNED; Rocio Fernández, directora del Museo Nacional, y Jaqueline Matarrita, presidenta de la ADI de Palmar Sur.

Si desea ver el álbum de fotografías ingrese aquí.

{jcomments on}