Producciones audiovisuales de la UNED son galardonadas por el Colegio de Periodistas

Por Karol Ramírez Chinchilla.

En el marco de la Semana de la Comunicación, nuevamente la UNED vuelve a adueñarse del Premio “René Picado Esquivel” a la Producción Audiovisual con el documental “Casa en Tierra Ajena”, una realización hecha también con la Universidad de Costa Rica (UCR). Asimismo, en esta misma categoría, las producciones “Una fiesta en Liberia” y “No más muros” recibieron mención de honor.

Anoche, el Colegio de Periodistas y Profesionales en Comunicación entregó los Premios de la Comunicación 2018, en su décima edición, como parte de su objetivo de reconocer la calidad y el esfuerzo de todos los profesionales de la comunicación, especialistas en el campo de la fotografía y estudiantes en las áreas de Publicidad, Relaciones Públicas, Periodismo, Producción Audiovisual y Diseño Publicitario.

De esta forma, el Programa de Producción de Material Audiovisual (PPMA) de la UNED volvió a brillar: “Casa en Tierra Ajena” (producida y dirigida por Ivannia Villalobos Vindas) se adjudicó el premio René Picado Esquivel a Profesionales en Producción Audiovisual; y “Una fiesta en Liberia” (producida por José Pablo Castillo Valverde) y “No más muros” (José Mario Quesada Abrams) lograron la mención de honor en esta categoría.

“Casa en Tierra Ajena” es un documental sobre migración forzada en Centroamérica que fue producido por el Consejo Nacional de Rectores (CONARE), la Universidad de Costa Rica (UCR) y la Universidad Estatal a Distancia (UNED), desde el PPMA.

Este audiovisual cuenta con la fotografía de Santiago Martínez, la edición de David Ramírez, y el diseño y la animación de José Mario Quesada Abrams. "Casa en Tierra Ajena" fue grabado en Centroamérica y Mexico, y fue premiado con el primer lugar en el "Festival contra el Silencio todas las voces", en México. Ha sido proyectado en más de 60 ocasiones.

Para su productora, "el reconocimiento llega en un buen momento porque estamos en una conyuntura nacional, centroamericana y mundial, donde el fenómeno de las migraciones es un tema de primer orden y es necesario dar a conocer sus causas, sus consecuencias y altenativas solidarias para el trabajo humanitario con todas las poblaciones que están saliendo de sus países, que están en tránsito o que están llegando a los países de destino".

Villalobos Vindas agregó que es además un gran aprendizaje "pues entre Universidades Públicas podemos hacer trabajos de gran relevancia no solo para el país sino a nivel internacional. Empezamos con construir más puentes y menos muros desde casas, desde las mismas universidades, donde además se vincula la Docencia, la Investigación y la Acción Social desde el lenguaje audiovisual, que, por sus características, permite llegar a un público diverso y amplio".

Por su parte, “Una fiesta en Liberia” fue producido por José Pablo Castillo Valverde, bajo la iniciativa del Centro Universitario de Liberia, por su entonces administradora Lynneth Camacho, a raíz de una solicitud de la Asociación para la Cultura de Liberia de hacer un rescate histórico audiovisual de la tradición del tope de toros de Liberia, el cual surge en el contexto de las haciendas ganaderas.

“La iniciativa de Lynneth llega a la Cátedra de Historia y a la Vicerrectoría de Investigación, que involucra en el proyecto al profesor de historia de la UNED, funcionario del Museo Nacional de Costa Rica y liberiano, Ronald Martínez Villareal. El proyecto llega a Audiovisuales y don Rafael Díaz, que en ese momento era el coordinador del Programa, me lo encomienda”, relató Castillo Valverde.

"Una fiesta en Liberia" fue declarado de interés institucional por el Consejo Universitario de la UNED y actualmente forma parte de la selección oficial del Festival de Cine de Los Grandes Lagos, que tiene lugar en la ciudad de Erie, Pensilvania, Estados Unidos.

El documental cuenta con la dirección fotográfica de Marco Millape, la fotografía de Nicoa Ríos, Alex Rojas, Santiago Martínez, Andrés Alvarado, Manrique Vargas y Enrique Vega. El registro sonoro estuvo a cargo de Benigno Robleto y la edición sonora a cargo de Roberto Roque. El diseño gráfico y la animación a cargo de Laura Ruíz, Gustavo Godínez y José Mario Quesada.

El jurado del premio estuvo conformado por un grupo de 26 profesionales en comunicación, todos ellos pertenecen a las distintas áreas de la comunicación.