El silencio y la invisibilización: cómplices de la violencia

 

 

50% de los desplazados colombianos son mujeres y una gran cantidad lo hacen a causa de la violencia sexual.

 

Los dos principales cómplices de la violencia sexual en contra de las mujeres son el silencio de las mismas víctimas y la invisivilización de la sociedad en torno a la problemática. Eso afirma Stella Conto Díaz del Castillo, magistrada del Consejo de la Judicatura de Colombia.

    

Ella se reunió junto a representantes de Colombia, Nicaragua, República Dominicana, Guatemala, El Salvador, Honduras, Paraguay y el estado mexicano de Chihuahua, gracias a la Cátedra Virtual Justicia y Género de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) para reflexionar acerca de la justicia ante la violencia sexual.

 

Conto Díaz fue la conferencista principal. Durante su intervención explicó el problema de la violencia contra las mujeres desde la perspectiva del conflicto armado de su país.

 

Las cifras que aportó evidencian la gravedad del problema. Dijo que 50% de los grupos armados de Colombia agrupan a mujeres desde los 12 años. Ellas están jerárquicamente subyugadas a los hombres; se les indica el patrón de conducta bajo el cual deben comportarse: no pueden quedar embarazadas o, de lo contrario, se les induce el aborto; son utilizadas como mercancía de intercambio y como trofeos en los conflictos entre los diferentes grupos armados.

  

Por otra parte, dijo que 50% de los desplazados colombianos son mujeres y una gran porción de estos a causa de la violencia sexual. En términos generales la población femenina sufre los efectos más severos de la situación del país

 

.  

 

Salvo algunas excepciones, producto de las particularidades de esa nación sudamericana, la realidad en el resto de países latinoamericanos no es muy diferente. Tal escenario podría replicarse en cualquier país latinoamericano y probablemente del mundo”, expresó la periodista y abogada Margarita Morales, de la Fundación Justicia y Género.

 

Gabriela Villalobos, miembro de la Comisión Institucional de equidad de Género de la UNED, participó en la videoconferencia. Ella reveló que en promedio en Costa Rica, por cada caso de agresión que se registra hay 5 que no, lo que naturalmente genera un alto subregistro.

 

Silvia López Safi, investigadora de la Universidad Americana de Paraguay, también se refirió al tema del subregistro. “El problema siempre será más grave de lo que se piensa, a causa de los subregistros. Para eliminarlos se debe trabajar en un cambio cultural, sensibilizar a la población, sobre todo femenina para que denuncie cuando es víctima de agresión”.

  

El otro tema fundamental para eliminar el subregistro es fortalecer a las instituciones responsables de apoyar a las víctimas, de modo que este apoyo se produzca de manera pronta y eficiente.

  

Se suma a la lista de elementos que agravan el problema, apuntaron las participantes, que los gobiernos asumen compromisos. Pero casi nunca se materializan las acciones necesarias para proteger a las mujeres de manera efectiva y que el avance en la legislación con miras a proteger a las víctimas es muy lento.

 

López, representante de Paraguay, asegura que en su país no hay registro acerca de femicidios porque no está tipificado. Solo se registran como homicidios; es decir en ese país una vez más se invisibiliza el problema. No obstante, manifestó que el país es signatario de sendos convenios en pro de fortalecer los derechos de las mujeres.

  

En términos generales, las recomendaciones de las expertas se centran en la necesidad de generar políticas de prevención, sanción y acompañamiento a los casos para avanzar en el tema de la justicia ante la violencia sexual.

 

Cabe destacar que algunos países como Estados Unidos, Alemania, Malasia y La India tienen instituciones integrales para atender a las víctimas, son llamados centros de crisis. Costa Rica cuanta con tres albergues que tienen como función resguardar a las mujeres y sus hijos víctimas de cualquier tipo de violencia.

 

La Cátedra Virtual Justicia y Género constituye un espacio de reflexión y análisis de la justicia con perspectiva de género. Cada mes se lleva a cabo una conferencia virtual. La de agosto se tituló “La justicia ante la Violencia Sexual”.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}