En panel se analizó situación de la violencia en los colegios

 

 

 

 

Solo el año pasado se tramitaron, ante el MEP, 2585 denuncias por violencia en centros educativos

  

Estudiantes del Liceo de Costa Rica se hicieron presentes. Entre el año 2002 y 2008 se atendieron, según el Departamento de Análisis Estadístico del Ministerio de Educación Pública (MEP), 69279 casos de violencia entre estudiantes de educación preescolar, primer y segundo ciclos, escuelas nocturnas, educación especial, tercer ciclo y educación diversificada. Ante esta problemática, este 5 mayo, la Escuela de Ciencias de la Educación (ECA) y la Cátedra El País que Necesitamos, del Consejo Universitario, organizaron el panel “De la violencia intracolegial, hacia una cultura de paz”, el cual contó con la participación de destacados especialistas.

    

Ida Fallas, directora de la ECE, expresó: “Hicimos un estudio para escoger una temática que fuera pertinente y nos pareció que el tema de la violencia es un tema que está en este momento en el tapete. Entonces, nos pareció no solo analizar el tema sino plantear propuestas en términos de qué podemos hacer para atender esta situación”.

  

“Los colegios deberían ser lugares donde uno se sienta bien para poder estudiar, tener las condiciones donde pueda relacionarse, sentirse seguro y establecer relaciones tanto con profesores como con sus compañeros, que son tan importantes en la época de adolescencia, pero lo que nos estamos encontrando es que estos lugares se han vuelto en sitios en que los padres no pueden confiar. Hay problemas con ingreso de armas, con el mismo acoso que sufren unos adolescentes hacia otros, entonces, como educadores no podemos obviar este problema tan serio”, aseguró Fallas.

  

Ana Teresa León, funcionaria del Instituto de Estudios Interdisciplinarios de la Niñez y la Adolescencia de la Universidad Nacional (UNA), afirmó: “Estamos haciendo no solamente en los colegios, sino como sociedad, una normalización de la violencia, entonces se está volviendo algo como de la rutina. Hemos venido encontrando, en los trabajos que hacemos, que la violencia se generaliza y tolera en más contextos, esto no es solo en los colegios, es generalizado”. “Entonces, la idea es ver cómo hacemos para que los mismos muchachos hagan propuestas de cómo contener la violencia en sus propios colegios, porque el aprendizaje ha sido que son ellos los que pueden hacer ese trabajo”, explicó. “Las estrategias de abordaje requieren compromiso e innovación de las personas adultas.

  

Las investigaciones sobre conductas difíciles dicen que lo que hay que hacer es contra lo que dice la lógica; entre más difícil una conducta más contra lógica hay que actuar. Hay que buscar estrategias innovadoras, diferentes, que no refuercen lo que los estudiantes están haciendo”, finalizó la funcionaria. Por su parte, Milena Grillo, directora ejecutiva de la Fundación PANIAMOR, comentó: “La intensidad de la actividad antisocial que haya en la comunidad afecta lo que ocurre en la escuela. Los actores que influencian la violencia comunal, influencian la violencia en el colegio”.

  

“Resolver el asunto de la violencia a lo interno de los colegios no es un asunto solo del sistema educativo, porque la violencia en los colegios llega desde el contexto social”, dijo. “El docente debe de asumir una responsabilidad sobre lo que ocurre en su sección y tiene que mirar lo que pasa más allá del aula. Es absolutamente dañino, para el efecto del enfrentamiento de la violencia en los colegios, que no se monitoree lo que ocurre en los recreos. No se pueden tolerar, a lo interno de las discusiones en el aula, los prejuicios y estereotipos. Hay que poner atención a las conversas del grupo y promover la organización estudiantil”, concluyó Grillo. Durante el año pasado se tramitaron 2585 denuncias por violencia atendidas por el Departamento de Protección de los Derechos del MEP. La mayoría de estas fueron por situaciones generadas en centros educativos ubicados en San José (1065).

 

{jcomments on}