Países latinoamericanos discutieron acerca del femicidio

El Salvador, Guatemala Honduras y México superan a Costa Rica

Actividad fue organizada por el Instituto de Estudios de Género de la UNED, el Programa Mujer, Justicia y Género del ILANUD, y la Fundación Justicia de Género


Alda Facio, del Programa Mujer, Justicia y Género moderó actividad desde la sala de videoconferencia de la UNED.(13 de abril, 2010) El año pasado en Costa Rica ocurrieron 39 femicidios, cifra que alarmó a las autoridades gubernamentales y a la sociedad en general, pues en los últimos años la cantidad de mujeres asesinadas se incrementó. Este año la cifra ya va por 13 y recién estamos en el quinto mes del 2010. Como respuesta a esta problemática, la Universidad Estatal a Distancia (UNED) puso en marcha el Instituto de Estudios de Género.

   


El Instituto fue creado el 04 de noviembre del 2009, este acuerdo que fue aprobado por el Consejo Universitario está adscrito a la Vicerrectoría Académica y tiene como
objetivos impulsar la gestión del conocimiento en el tema de género a partir de la documentación e investigación de las realidades sociales e institucionales,contribuir al desarrollo de un currículum universitario con perspectiva de género, y desarrollar un marco teórico y metodológico desde la perspectiva de género, que contextualicen las acciones institucionales de la UNED, entre otros.


“Justicia penal especializada para delitos de femicidio y otras formas de violencia contra la mujer” fue la actividad que llevó a cabo el Instituto, para ello, se resolvió realizar la primera cátedra virtual de manera conjunta con el Programa mujer, Justicia y Género del ILANUD, y la Fundación Justicia y Género. Dicha actividad se realizó en las instalaciones de la sede central de la Universidad y contó con la participación de Thelma Aldana, magistrada de la Corte Suprema de Justicia de Guatemala, el doctor Quirós, magistrado de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador y Jesid Ramírez, magistrado de la Corte Suprema de Justicia de Colombia. Todos ellos se conectaron desde sus respectivos países mediante el sistema de videoconferencia


Rocío Chávez, directora del Instituto de Estudios de Género, manifestó: “Lo que pretendemos con estas cátedras virtuales es abordar diferentes temas en relación con el acceso a la justicia de las mujeres y en esta ocasión empezamos hablando de femicidios, el cual es un problema que tiene mucho impacto en la región como es el caso de Guatemala, México y El Salvador. Quiero mencionar algo importante, esta actividad que realizó la UNED es un aporte más allá de lo que se conoce como extensión, porque  estamos hablando de un concepto de extensión en lo que es América Latina, eso quiere decir que no nos quedamos dentro de nuestras fronteras, sino que buscamos alianzas con otros países para hablar un solo idioma en cuanto a la violencia de género”.
Chávez también mencionó que otro de los aspectos más relevantes que tiene el instituto es la línea de trabajo institucional, pues funcionará como eje transversal de toda la currícula universitaria, es por eso que la vinculación directa con la Vicerrectoría Académica es determinante para el funcionamiento de sus acciones, porque incidirá en las cuatro escuelas de la Universidad.

 


Por su parte, Thelma Aldana, magistrada de la Corte Suprema de Justicia de Guatemala, expresó “Un antecedente valioso que ha servido a la Corte Suprema de Justicia para impulsar la creación de los órganos jurisdiccionales especializados en femicidio es un reporte de amnistía internacional publicado en el año 2005 titulado `Ni protección ni justicia: homicidio de mujeres en Guatemala`, este informe puso en relieve el asesinato de mujeres y niñas en Guatemala y el hecho de que el estado no ejerce la diligencia para prevenir, investigar y castigar estos crímenes. En dicho informe se examina la brutalidad extrema de femicidios que suelen caracterizarse también por la violencia sexual”.



“Las investigaciones realizadas por la Procuraduría de Derechos Humanos de Guatemala, muestran que, en la mayoría de casos de hombres asesinados, el 80% se perpetra con armas de fuego sin haber contacto íntimo entre la víctima y el autor. En el caso de las mujeres, el 69% son asesinadas con armas de fuego, sin embargo, el 31% de los casos, los agresores emplean la violencia física, muchas de estas víctimas son violadas, torturadas o mutiladas antes de ser asesinadas”, añadió Aldana.



Por otro lado, el doctor Quirós, de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador se refirió a los cambios sustantivos que el país quiere integrar mediante una propuesta de Ley, la cual tiene por título `Ley de violencia contra la mujer´, en esta se pretende introducir normas drásticas que velen por los derechos de la mujer.


“Es preciso mencionar que estamos en presencia de un problema grave, un problema que se vive en nuestro país y no es necesario ir a otras experiencias que tienen otros países como los que se vive en Ciudad Juárez de México. Por eso es necesario abordar  los tres componentes a los que se refirió Thelma Aldana y los mismos que señala Alda Facio, quien hoy es moderadora de esta actividad allá en Costa Rica”, dijo Quirós.
“Estos son se basan en los estudios de Margaret Shuler y el modelo teórico de Friedman donde señalan que para atender la estructura y las interacciones del sistema legal es necesario tomar en cuenta tres aspectos importantes que son: lo sustantivo (que es el contenido del derecho), lo estructural (las cortes, cumplimiento de la ley, oficinas del estado) y lo cultural (las actitudes y comportamientos adquiridos y compartidos respecto a la ley). El 28 de diciembre de 1996 El Salvador aprobó la `Ley contra la violencia intrafamiliar´ esta es simplemente de carácter preventivo y de momento no ha logrado solventar como se debe este fenómeno de la violencia intrafamiliar, es por eso que trabajamos en un ante proyecto para mitigar todas esas falencias”, finalizó.

 


Según el estudio realizado por el Centro Feminista de Información y Acción (CEFEMINA) el femicidio se ha incrementado en toda la región centroamericana, este estudio se desarrollo en Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Honduras, República Dominicana, Guatemala y El Salvador.


Aunque la discusión acerca de este mal social es reciente en la sociedad en general, los resultados muestran que este fenómeno se manifiesta desde hace varias décadas, pero las cifras más alarmantes pertenecen a El Salvador, Honduras y Guatemala. La investigación arrojó los siguientes resultados: del 2000 al 2006 en la mayoría de los países se registraron de 2 a 4 homicidios por cada 100 mil mujeres, excepto El Salvador, cuya cifra fue de 13 mujeres asesinadas por cada 100 mil; seguido por Guatemala con 10. En la actualidad, las cifras de femicidio se han duplicado y en otros casos hasta triplicado. Otro de los países que no escapa a la realidad centroamericana es México, pues supera los 300 femicidios por año.


Alda Facio, del ILANUD quien fungió como moderadora de la actividad dijo que en Costa Rica no se ha logrado bajar los números de femicidio a pesar de la Ley de Penalización, “afortunadamente en Costa Rica hay menos feticidios que en El Salvador y Guatemala o Nicaragua, pero eso no quita de que no debemos de preocuparnos, pues vemos que a pesar de la Ley de Penalización las cifras en nuestro país han ido en aumento y la forma de mejorar estos aspectos es contar con mayor prevención, educación, eliminando el machismo, eliminando esa sensación de que las mujeres son sus propiedades y que puedan hacer lo que quieran con ellas”. Finalizó.{jcomments on}