Arranca proyecto sobre migraciones en Zona de los Santos

Incluye capacitación y formación a poblaciones de San Pablo de León Cortés, San Marcos de Tarrazú y Santa María de Dota

  

Las acciones se extenderán por un periodo de dos años

  

El director de la ECA, Eduardo Castillo, representó al rector Luis Guillermo Carpio Malavasi, en la actividad.Cinco representantes de las etnias Ngäbe y Buglé fueron testigos hoy del lanzamiento oficial de un proyecto que se propone diversificar las fuentes del empleo en la Zona de los Santos, acercándoles a nuevas actividades productivas, más allá de la recolección del café. La iniciativa será ejecutada por la Universidad Estatal a Distancia (UNED), con el respaldo de la Cancillería y el financiamiento de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

 

"Tenemos la confianza de que con este nuevo proyecto seremos autosuficientes. Tendremos la posibilidad de administrar mejor nuestros recursos y tener más fuentes de empleo... esto es algo que habíamos esperado y creemos que fortalecerá mucho a nuestra comunidad", dijo Fermín González, indígena radicado en Santa María de Dota y quien junto a su esposa Miriam Siles viajó a San José a presenciar la puesta en marcha del plan "Mejoramiento de las condiciones socio-económicas de las personas migrantes, nacionales retornadas y familiares de emigrantes en la zona de Los Santos".

  

Con él y su esposa llegaron tres indígenas más este lunes al Ministerio de Relaciones Exteriores para acompañar la presentación del proyecto. Para ello también fueron convocados representantes del cuerpo diplomático costarricense, de la UNED, de la OIM y de organizaciones relacionadas con el trabajo con migrantes.

  

El proyecto formulado por el Programa de Recursos Humanos de la Escuela de Ciencias de la Administración (ECA) comprende la implementación de distintos módulos de capacitación, a cargo de profesores contratados por la UNED, la dotación de materiales impresos y audiovisuales, tomando en cuenta las características de la población.

  

Gustavo Amador Hernández y Mauren Acuña Cascante, de la ECA, hicieron la presentación del plan. En su discurso, Amador Hernández, coordinador del Programa de Recursos Humanos, recalcó la misión de la UNED en el desarrollo humano de la población, siempre en busca de una sociedad más igualitaria.

  

Agradeció el apoyo de la OIM y del cuerpo diplomático costarricense en Ginebra y reconoció que quedan por delante importantes desafíos que alcanzar, bajo la consigna de llevar el conocimiento hacia las regiones más alejadas de este país y en este caso en especial, a una zona con altos niveles de migración.

  

De acuerdo con informes de organizaciones en la región, todos los años arriban cerca de 15.000 indígenas Ngäbe y Buglé desde su Comarca en Panamá, quienes representan el 65% de la inmigración en la zona. A estas personas y a la población retornada y familiares de emigrantes (con énfasis en mujeres solas y jefas de hogares) se les capacitará en ciencias empresariales, salud ocupacional y administración de ingresos para población de las etnias Ngäbe y Buglé.

  

Además, el 10% de la población local en la zona de Los Santos migra hacia los Estados Unidos producto de las escasas fuentes de empleo bien remunerado (Informe Final PBAE, 2007). Igualmente, un estudio de la Academia de Centroamérica de abril de 2010 anota que el número promedio de emigrantes por hogar en la zona de Los Santos es de 1,5 personas por hogar.

  

Para el vicecanciller Carlos Roverssi, al respaldar esta iniciativa la Cancillería se adentra en proyectos poco comunes en la política exterior costarricense, con la intención de transformar las regiones y compartir cultura, educación y otras características sociales con las personas migrantes.

  

"En la UNED vemos una institución comprometida con el espíritu universitario que va más allá de las clases. Una universidad que se esfuerza en desarrollar proyectos acordes con la realidad nacional porque sabe que el conocimiento se transforma en resultados", dijo el viceministro de Relaciones Exteriores.

  

En una primera parte, la UNED elaborará un diagnóstico de la situación para identificar las personas que podrán ser partícipes de los cursos de formación y capacitación empresarial, hasta alcanzar la meta de incorporar efectivamente a 260 familias, sean éstas de migrantes indígenas panameños, nicaragüenses, costarricenses retornados y sus familiares.

  

Todo este proceso en la Zona de los Santos estará a cargo de la UNED con el apoyo presupuestario de la OIM con US$200.000 (para dos años) y una contrapartida de la institución en capacitación y talento humano y profesional.

 

{jcomments on}