Aborto y mujeres indígenas fueron tema de discusión en la UNED

República Dominicana y Guatemala expusieron sus experiencias en temas judiciales de igualdad de género

Proyecto de Ley Salud sexual y reproductiva plantea la opciòn del aborto en República Dominicana

Álvaro García Otárola, miembro del Consejo Universitario se mostró complacido con la actividad, y destacó la labor que realiza el Instituto de Estudios de Género.El Instituto de Estudios de Género de la Universidad Estatal a Distancia (UNED), abordó el tema “Mujeres y diversidad, víctimas de los delitos contra la libertad e integridad sexual”. El objetivo principal de la reuniòn fue promover la comunicaciòn asertiva y eficaz, para reflexionar la igualdad entre hombres y mujeres a nivel judicial.

Las expositoras invitadas fueron, por parte de Guatemala, Vitalina Orellana, magistrada de la III Corte Suprema de Justicia y Carmen Mancebo, jueza de la Primera Cámara Penal de República Dominicana.

Mancebo señaló, que el proyecto de Ley Salud sexual y reproductiva, en el cual está contemplada la opción que tiene la mujer para abortar no tiene aún un marco jurídíco que garantice dicha propuesta.

El punto seis del proyecto de ley establece: que la mujer embarazada podrá solicitar la interrupción de embarazo dentro de las primeras doce semanas de gestación cuando este haya sido causado por una violación sexual o incesto, previamente debe haber recibido información sobre el procedimiento a realizar y los programas sociales ofrecidos a las embarazadas por instituciones públicas o privadas.

Dicho proyecto de Ley surgió en el 2013 y tiene como finalidad: el disfrute de los derechos sexuales y derechos reproductivos para todas las personas, independientemente de su edad, identidad de género u orientación sexual, o cualquier otra condición.

Antes de iniciar con la exposición, Mancebo planteó las siguiente interrogante: “¿es posible en términos prácticos declarar al cigoto (embrión) persona humana, equiparando su derecho al de la mujer adulta, adolescente o niña?”, con el fin de explicar por qué dicho proyecto de ley contempla el aborto en casos específicos.

La jueza indicó, que la dignidad humana, libertad individual e intimidad humana le da derecho a la mujer de decidir si tiene a la criatura, como hace referencia el punto seis del proyecto.

“La República Dominicana necesita de un marco jurídico especial, amparado en el mandato constitucional y en los instrumentos, tratados y convenios internacionales de derechos humanos, que aseguren a todas las personas, en particular, a las mujeres, a que no sean agredidas por la familia y la sociedad” indicó Mancebo, especialista en derecho judicial y civil.

También agregó, que para esto el Estado debe crear un Marco judicial despojado de pretensiones religiosas. En la actualidad, el aborto está prohibido en República Dominicana, sin embargo, esto ha generado polémica, varios apoyan, pero otros están en contra.

Medios de comunicación de ese país, como Acento.com.do, informó que varios grupos religiosos, entre ellos, El Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE) y el Grupo Acción Cristiana RD están en contra de este proyecto de ley, pues alegan que es inconstitucional y va contrario a las enseñanzas religiosas.

En el caso de Guatemala

Se hizo énfasis en la discriminación que sufren las mujeres indígena en el ámbito social y político, así como el avance que ha tenido el Gobierno en la creación de proyectos de ley en favor de dicha población.

Vitalina Orellena Magistrada de la III Corte Suprema de Justicia de Guatemala, centró su exposición en la diversidad étnica y cultural de las mujeres indígenas, quienes han sufrido discriminaciòn y abusos sexuales.

Orellana hizo ver que este sector ha sido invisibilizado desde la época colonial, lo cual ha provocado que las niñas, adolescentes y adultas sean introducidas en el mundo de los objetos reemplazables, situación que las ha llevado a un modo de vida de exploatciòn sexual.

“Se han dado cursos a los jueces y magistrados, para que se sensibilicen con la igualdad de género, pues hubo un caso donde se absolviò a una persona de la tercera edad, que de manera continua violaba a una niña y aparentemente en este caso no se dió la equidad de género, pues no se observó los derechos de la niña”, indicó Orellana.

La expositora mostró que a las mujeres indìgenas se les está dando campo en el Estado, para tener un mejor entendimiento y asì no exista una barrera de idiomas; “hoy el organismo judicial cuenta con 200 intérpretes que hablan 14 idiomas con el fin de asegurar protecciòn”.

Al finalizar, Orellana hizo énfasis en los avances que el país ha tenido en materia derechos humanos y género con la ley en contra del femicidio y otras formas de violencia contra la mujer.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{jcomments on}