Costa Rica albergó “XI Congreso Iberoamericano de Ciencia, Tecnología y Género”

UNED fue una de las colaboradoras para organizar la actividad

Por: Renzo Kcuno Aimituma

Del 26 al 28 de julio se llevó a cabo el “XI Congreso Iberoamericano de Ciencia, Tecnología y Género”, con el objetivo de motivar la inclusión de género en la ciencia y la tecnología, y contribuir en la búsqueda de sociedades más justas y equitativas.

Dicha actividad reunió a representantes de 19 países, quienes conforman una red constituida por académicas y académicos de América Latina y de Europa (España y Portugal), proveniente de diferentes universidades y organizaciones.

Este esfuerzo que se realiza desde hace 20 años ha permitido la creación de grupos de trabajo provenientes de diferentes países de América Latina y de Europa.

Las sedes anteriores se han vinculado con universidades y organizaciones gubernamentales y no gubernamentales de los siguientes países: España (cuatro ocasiones), Argentina, Panamá, México, Cuba, Brasil y Paraguay.

En esta oportunidad, la red decidió organizar el “XI Congreso Iberoamericano de Ciencia, Tecnología y Género” en Costa Rica, donde entidades como la Universidad Estatal a Distancia (UNED) mediante su Instituto de Estudios de Género se abocaron a colaborar con la organización del congreso, el cual estuvo a cargo del Instituto de Investigación en Educación (INIE) de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Conferencias magistrales, conversatorios, talleres y mesas redondas fueron parte de la programación del congreso.

Entre los invitados especiales se destacó la presencia de Elizabeth Odio Benito, jueza de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; Laura Foster Conferencia: Profesora asistente de Estudios de Género en la Universidad de Indiana; Diana Maffía, Doctora en Filosofía de la Universidad de Buenos Aires y Lourdes Elena Fernández, Doctora en Ciencias Psicológicas (1994) por la Universidad de la Habana, Cuba, entre otras.

Para Elizabeth Odio Benito, hace 25 años se discutían tres líneas de investigación: las mujeres en la ciencia; las construcciones científicas del género y la influencia de género en la construcción de la ciencia. “En este momento queda en evidencia que para el pensamiento y la epistemología feminista la ciencia siempre ha tenido género, masculino desde luego”.

“Espero que estas desigualdades se acaben, y esta actividad es la respuesta a ello, ya que busca una equidad real... En la actualidad, las posibilidades de educación para las mujeres son todavía desiguales; en el mundo existen 103 millones de jóvenes analfabetos, de los cuales 60% de ellos son mujeres, entonces, tenemos que poner bastante atención en ello”.

Por su parte, Teresita Cordero Cordero, directora del INIE y coordinadora general del Congreso, expresó: “para organizar este congreso tuvimos que realizar una logística muy grande, pero gracias al apoyo y colaboración de varias entidades del país, así como de las Universidades Públicas es que logramos concretar este congreso internacional, lo cual nos pone en la vitrina mundial”.

Entre los ejes temáticos que se abordaron destacan: Currículo educativo en ciencia y tecnología desde la perspectiva de género; Espacios de acceso a la ciencia, a la tecnología y a la infotecnología en la socialización; Bioética: Usos y abusos de la ciencia y la tecnología en salud; Políticas públicas de ciencia y tecnología desde la perspectiva de género; Ambiente y género; Inserción laboral de las mujeres en la ciencia y tecnología desde una perspectiva de género; Diseños tecnológicos con enfoque de género; Epistemología e historia feminista de la ciencia y Galería: Mujeres en la ciencia y la tecnología.

Lizette Brenes Bonilla, vicerrectora de Investigación de la UNED compartió en el congreso el tema: “La sociedad y la mujer en la ciencia y la tecnología”. Durante su exposición, la vicerrectora indicó que el mundo está hecho de historias y que en la UNED hay muchas que se siguen escribiendo.

“La mejor forma de contar la visión y la experiencia que hemos tenido en la universidad es con historias, es por eso que les compartiré algunas... Para empezar queremos plantear que vemos la investigación desde un sentido amplio, donde nuestros investigadores e investigadoras no necesariamente es gente de la academia, un caso que tenemos es una investigadora indígena, ella es Luisa Bejarano, quien desde sus saberes y contextos hace una investigación de su propio pueblo; eso es muy valioso para nosotros, porque en la imperfección encontramos la perfección”.

De igual manera, Brenes Bonilla comentó que en los próximos mese un grupo de mujeres viajará a la India para capacitarse en la generación de energía solar; en esta ocasión, quienes viajan son mujeres de diferentes edades y contextos sociales (madres, abuelas y emprendedoras).

“Seamos imperfectos, seamos los primeros en creer y que ese crecimiento sea causa de cambio. Necesitamos personas que vean desde sus realidades y sus necesidades y nos orienten a todos hacia ese cambio que necesitamos para mejorar”, apuntó la vicerrectora de la UNED.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

{jcomments on}