Tome control de su espacio laboral

Dolores de espalda, cuello y brazos pueden evitarse con ejercicio controlado

  

saluoSi usted practicara durante la jornada laboral periodos cortos de descanso y ejercicio físico controlado, podría evitar malestares musculares y sensaciones de cansancio que al final del día convierten el regreso a casa en una dura faena contra el dolor y el sueño.

     

Los padecimientos crónicos en músculos responden, en algunos casos, a actividades diarias que por ejemplo en oficinas implican una misma postura durante horas y repeticiones de movimientos en zonas del cuerpo que luego resienten la rutina, entre ellas muñecas, dedos, brazos, piernas, espalda y cuello.

  

En torno a estas situaciones giró el objetivo principal de la charla "Principios de ergonomía y manipulación segura de cargas", impartida el pasado viernes por Mario Cabrera, coordinador del Área de Capacitación de Salud Ocupacional del Instituto Nacional de Seguros (INS). Esta actividad fue organizada por el Centro de Salud Ocupacional y Gestión Preventiva de la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

  

Ante funcionarios de la UNED, Cabrera se refirió acerca de la importancia de contar con ambientes de trabajo diseñados según las características psicofísicas del trabajador. Este tiene la responsabilidad de tomar control de su espacio y ubicar de forma estratégica sus herramientas o suministros de oficina.

  

Como padecimientos músculo-esqueléticos frecuentes en la fuerza laboral costarricense, el especialista destacó el síndrome de cuello tenso y de trauma acumulativo, el cual origina dolor, movimientos limitados, ardor, adormecimiento y hormigueo.

  

"Para evitar este tipo de lesiones, es indispensable que usted como trabajador mantenga los aparatos o artículos de oficina a su alcance, a distancias adecuadas para disminuir el esfuerzo y favorecer las posturas correctas", manifestó.

  

Otro factor de importancia es el ejercicio. Si usted pasa un tiempo prolongado sentado frente a su escritorio, es conveniente que detenga un momento las tareas que realiza, se levante y realice ejercicios controlados de estiramiento de brazos, movimiento en los dedos, muñecas y cabeza (suavemente).

  

El INS ha comprobado en el sector industrial que las dolencias en músculos y huesos han disminuido en grupos de trabajadores que realizan al menos dos jornadas de estiramiento, lo que además de procurarles el ejercicio, los motiva a emprender sus acciones con más estimulación, en tanto mejoran los niveles de producción.

  

"Hemos tenido experiencias exitosas de empresas donde sus colaboradores realizan ejercicios en la mañana y en la tarde, y las líneas de producción han ido en ascenso, lo que además se traduce en menos incapacidades por el INS y la Caja Costarricense del Seguro Social", aseguró Cabrera.

  

Como parte de las recomendaciones mencionó:

  

•Utilizar la altura del codo como referencia para realizar las tareas diarias. El trabajo debe realizar se siempre a la altura del codo –de pie o sentado-.

 

•Buscar la posición correcta para cada labor. La buena postura va a reducir la presión sobre el cuerpo.

 

•Reducir las repeticiones excesivas en los movimientos del cuerpo durante el día.

 

•Evitar la fatiga. Los periodos de descanso o la variación en los movimientos evitan la tensión.

 

•Minimizar la presión directa sobre el cuerpo para evitar la inhibición de nervios y flujo sanguíneo.

 

•Disponer de espacios para la libre movilización.

 

•Alternar posturas que faciliten el movimiento del cuerpo.

 

•Mantener la espalda recta, los brazos alineados y los pies juntos, a la hora de sentarse frente a su escritorio.

 

•Colocar el monitor a la altura de la línea de visión.

 

•Si es posible, nivelar la mesa a la altura de los codos y adecuar la silla al trabajo realizado.

 

Otra de las aristas temáticas desarrolladas en la charla fue el manejo de cargas, acción para la cual debe cuidarse con especial atención la columna vertebral. Se deben evitar pesos superiores a los 25 kilogramos, superficies peligrosas o vibratorias, temperaturas bajas o altas por tiempos prolongados, entre otros.

  

"Hay factores que inciden en las dolencias de columna vertebral por mala manipulación de la carga. Entre estas podemos citar los hábitos inadecuados como malas posturas, vida sedentaria, exceso de peso, ritmo acelerado de trabajo, inestabilidad en la postura", señaló el asesor del INS.

 

Probablemente al terminar de leer esta información usted haya identificado como necesaria la aplicación de algunos de estos consejos en su vida laboral, ya sea para mermar el dolor, o bien, prevenirlo.

  

Tenga en cuenta que la oficina se convierte en un segundo hogar y merece, entonces, adecuarlo para convertirlo en un lugar acogedor, que lejos de darle problemas a su salud, lo motive a dar su mejor desempeño en las mejores condiciones físicas y emocionales.

  

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

{jcomments on}