La metodología que se propone parte del enfoque curricular propuesto para la maestría, derivado de las posiciones teóricas y epistemológicas del cognitivismo, del constructivismo y del conectivismo, así como de los lineamientos que el Modelo Pedagógico de la UNED (2004) establece. Por lo tanto, se plantearán estrategias de aprendizaje que

  1. Propicien procesos de resolución de problemas no estructurados, es decir análisis de dilemas y casos reales, en contextos auténticos, como una manera de potenciar el aprendizaje significativo, el pensamiento crítico y la conciencia ética.
  2. Estimulen el desarrollo la autonomía, a partir de reflexionar críticamente; de investigar y de buscar información más allá de lo entregado; de sopesar las fuentes de información; de tomar decisiones, de manera libre y responsable, entre otras.
  3. Favorezcan los procesos metacognitivos, de modo que los estudiantes expliciten cuáles fueron sus estrategias cognitivas para lograr el aprendizaje y se reconozcan como actores responsables de sus procesos.
  4. Coadyuven en el desarrollo de las habilidades para la convivencia social y la participación ciudadana, a partir de disentir, consensuar, y de reconocer al otro como un interlocutor válido.
  5. Flexibilicen el currículo al propiciar diferentes modelos de representación, que les permitan a los estudiantes demostrar que han adquirido el conocimiento y, sobre todo, que es significativo; se debe ajustar a su forma de ver el mundo y de aprender.
  6. Colaboren en la búsqueda de nuevos escenarios de aprendizaje, más allá del aula virtual, en los cuales se establezcan vínculos o nodos de interacción que amplíen el conocimiento.
  7. Lleven al estudiante a reconocer la realidad circundante, tanto nacional como mundial, de manera que sea consciente de la necesidad del aprendizaje permanente, con base en la selección de la información más crítica, relevante y actualizada.

La evaluación

La evaluación un componente del proceso educativo, el cual permite observar, recolectar y analizar información acerca de las posibilidades, necesidades y logros de los estudiantes, con el fin de brindar realimentación, tomar decisiones pertinentes y oportunas para el mejoramiento del aprendizaje.

Además, debe motivar procesos de aprendizaje y se caracteriza por ser integral, pues involucra las dimensiones (intelectuales, sociales, afectivas y motrices) y las condiciones del entorno que inciden en el aprendizaje; auténtica porque los reta a ejecutar tareas reales, las cuales les servirá para desempeñarse en el campo profesional; y, por último, alternativa porque se centra en el desempeño mostrado por el estudiante durante el proceso.

Asimismo, por pertenecer la Maestría en Tecnología Educativa a una Universidad a Distancia y por estipularse, en su Modelo Pedagógico (2004, p. 24), que “la evaluación de los aprendizajes debe cumplir una función reguladora durante el proceso de aprender y debe llevarla a cabo esencialmente el propio alumno de forma autorregulada”, el trabajo se dirige al desarrollo de capacidades para regular sus procesos de aprendizaje, pero también a propiciar una participación activa en la evaluación de su aprendizaje. Por esa razón, se incluye, en las diferentes asignaturas del Plan de Estudios, opciones de evaluación que involucren a los estudiantes en el análisis y en la valoración de su trabajo y el de sus compañeros a través de la autoevaluación, coevaluación y evaluación de pares, sin inhibir otros tipos de evaluación como la dignóstica, formativa y sumativa.

Medios electrónicos

Entre los medios por utilizar, se listan: la plataforma de gestión del aprendizaje (Learning Management System, LMS) institucional; el sistema de videoconferencias, tanto del LMS como del Programa de Videoconferencias de la UNED. Además, los sistemas de charlas sincrónicas, los espacios para el almacenamiento de información gratuitos, entre otros.

Las herramientas tecnológicas, siguiendo el Modelo Pedagógico (UNED, 2004), deben permitirle al estudiante “construir su propio proceso de aprendizaje” (p. 9); por lo tanto, se consideran herramientas las aplicaciones que le ayudan al estudiante a efectuar actividades educativas. Algunas de ellas son los sistemas de conversación sincrónica y asincrónica (por ejemplo: foros y chats); de construcción colectiva de documentos (por ejemplo: wikis); y de publicación (por ejemplo, los blogs).